Alergia Vs Colegio

Mami, ¿puedo comer de eso? – No cariño, eso no. – ¿Y de esto? – No cariño, lo siento. Este es nuestro día a día, en reuniones de familia, en cumpleaños, en restaurantes…; llenos de tartas, bizcochos, chucherías… pero nunca pensé que el mayor problema vendría con la escolarización de mi hija.

Nuestra hija es una niña preciosa, morena, de inteligentes ojos azules, cariñosa y responsable. Con cuatro años sabe perfectamente que es alérgica a las proteínas de la leche (APLV), además de a otras “cosillas”, y que no debe comer nada que no le den papá o mamá. Su primer año en el cole, con tres añitos, fue estupendo, el Equipo Directivo fue muy bien informado por parte del médico de zona que, tras hacernos una exhaustiva entrevista y pedirnos los informes médicos de la niña, les trazó un plan de actuación y les indicó los riesgos de ciertas situaciones. Eso llevo a una gran solidaridad por parte de todos los maestros que se transmitió a los demás papás. Así se decidió no utilizar comida ni chucherías en las celebraciones del colegio, salvo si los padres estábamos presentes, así nosotros podíamos vigilar mejor a mi hija y llevar lo que ella sí podía comer.

Hasta ahí todo bien, el problema vino con el cambio de colegio. Nuestra primera sorpresa fue que el médico de zona no nos convocó, y tras haber entregado el informe médico nadie parecía darse por aludido. Al ver que ningún responsable se ponía en contacto con nosotros decidimos ir a hablar con el Equipo Directivo. Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando nos trataron de “papas histéricos” y cuando nos dimos cuenta que no se “creían” lo grave que podía ser que nuestra niña tuviera una ingestión accidental de estas sustancias. Nos remitieron a su tutor que, todo hay que decirlo, fue muy comprensivo, competente y solidario. En la primera reunión de clase expuso el tema y los padres de nuestra clase, la mayoría que no todos, votaron que nada de comida en clase fuera de los desayunos habituales. Esto ya nos generó conflictos con algunos padres que decían que por nuestra hija no tenía que separarse la clase del resto del ciclo, ya que ningún maestro más secundó la propuesta de nuestro tutor. Además, el Equipo Directivo era del mismo parecer que estos padres y no veían con buenos ojos que la clase de nuestra hija tuviera “normas diferentes”. Hasta tal punto llega el desconocimiento de los daños que las alergias alimentarias pueden causar en estos niños, que teniendo niños alérgicos a los frutos secos hicieron la “Fiesta de los frutos secos”, y siendo mi hija alérgica a las proteínas de la leche propusieron la “Fiesta de los huevos de Pascua de chocolate (con leche)”. Hemos hablado con ellos para que se propongan alternativas en las actividades, pero sólo somos dos padres “indefensos” frente a toda una comunidad educativa que no entiende nuestra preocupación. No son conscientes de lo que puede pasar porque no han visto a mi hija como yo, roja, llena de habones, ahogándose, vomitando hasta dolerle la barriga, porque por error comió una pequeña galleta que contenía una ínfima cantidad de proteínas de leche.

El final de esta historia es que nos queda un regusto amargo y una gran ansiedad contenida cada vez que se acerca alguna celebración en el colegio. Estoy convencida que si en los colegios se hiciera una “Escuela de maestros” en la que se explicara: qué son las alergias, qué efectos tienen en los niños, cómo es posible educar sin comida ni chucherías de por medio, qué necesidad de apoyo tenemos los padres de estos niños…; todo sería diferente. Ellos estarían concienciados y eso ayudaría a concienciar a los demás padres.

Sabemos que no podemos parar el mundo por nuestra hija, no lo pretendemos, pero eso no quita que intentemos que el mundo sea un poco más tolerante con su alergia y se amolde un poquito a ella, ya que ella se ha tenido que amoldar a tantas y tantas cosas desde los seis meses. Pensamos que los niños se lo pasan igual de bien, o incluso mejor: pintando, disfrazándose, jugando, compartiendo…; antes que comiendo golosinas o pasteles, dejando de lado que sean o no alérgicos. El colegio es un lugar para aprender, en todos los sentidos, no solo a leer, escribir, sumar, restar… sino a convivir, y convivir significa aceptar, y aceptar significa no poner barreras o, por lo menos, ponerlas más bajitas para que una niña de cuatro años las pueda saltar.

Raquel Gómez Rojas

Anuncios

12 pensamientos en “Alergia Vs Colegio

  1. Hola Raquel, creo que dejas muy claro el problema y las posibles alternativas. A buen entendedor con pocas palabras basta.. Podrias contactar con algun alergologo especializado en alergias alimentarias, y que fuera a dar una charla a la escuela, y otra psibilidad es cambiar de escuela. Un abrazo. Marta Fàbregas

  2. Para Raquel: Hay una palabra que los padres de los compañeritos de tu hija no conocen: SOLIDARIDAD, o sea: “hoy por tí, mañana por mí”. Nadie está libre de tener un familiar con este tipo de problemas u otros por el estilo. Estas personas piensan que ellos están libres de necesitar de la ayuda de los demás en algún momento en el futuro…

  3. Mi hijo tiene 3 casi 4 años y tiene alergia a la PLV y al huevo. Ahora le han sacado a los cacahuetes (con cuidado con el resto de frutos secos) y al melocoton.Llevo un rato llorando despues de leer tu post. No te imaginas el suplicio que llevo con el colegio, desde que Guille empezo este año con 3 años. Nunca hhabiamos tenido porblemas. En la guarderia contamos su caso y jamas tuvimos que volver a hablar del tema. tampoco les dijimos que el resto de niños cambiasen sus habitos y su alimetnacion. Queriamos una vida normal para mi hijo. Mi prolbema llegó en el colegio. Despues de una conversacion larguisima con la profesora y ante su respuesta: “tranquilos ya he tenido niños alergicos, no os preocupeis que va a estar bien”. Yo me quedé tranquila hasta que el segundo dia de cole mi hijo aparecio con una galleta- Cuando le pregunto a la profesora me dice se lo ha dado su compañera, pero no se la ha comido ni nada. Mi respuesta fue: “Ya, pero ya te explicamos que no puede tocar nada que lleve leche” y Ella dijo que no lo sabia (todo esto de manera bastante grosera) Pero que no me preocupase que ella estaba pendiente¿¿??. Le volvi a repetir que no le diesen nada de comer a mi hijo, solo lo que yo le echase en el zaquil. A la semana siguiente, aparece con un chucheria dentro del zaquil. Viendo que no podia hablar con la maestra le escribí una nota en la que ponia que no le diesen comida bajo ningun concepto y sin excusas, proque Guille podia sufrier una anafilaxia. Despues de la nota, la profesora estuvo 2 meses sin hablarme (literalmente) cada vez que le preguntaba algo me hablaba de espaldas. Llega la navidad, y me llaman por telefono y me dicen que creen que mi hijo a tomado leche……salgo escopetada para el colegio con el polaramine. Cuando llego me tratan como una madre histerica, y la profesora me suelta superborde que si creo conveniente no volver a llevarlo a ninguna fiesta que no lo lleve. Le explico lo que podia haber pasado, si llega a tomar leche (por decima vez) y me voy a urgencia para que lo observen. (Rwesultó que tomo un bizcoho, que llevaba huevo, y como el tien una alergia leve al huevo solo le salio unos granos, Gracias a dios) Hago una reunion con ella y les llevo un protocolo de como actuar si vuelve a pasar….Bueno pues la semana pasaada, vuelvo a encontrarme un zumo con leche en el zaquil de mi hijo. Voy a hablar con ella enfadadisima (creo que tengo derecho al menos a enfadarme) y le digo que nunca hemos hecho nada pero que como vuelva a pasar algo asi vamos a tener que hablar con el director. y empieza a gritarme que vaya al director y quien quiera que alli lo tengo …con una borderia que no te imaginas.
    Hablo con la jefa de estudios (por primera vez) y me contesta que me pongo nerviosa y que asi no podemos entendernos la maestra y yo. Que vaya a hablar con ella que nos pidamos petrdon y que intentemos entendernos. ¿¿¿???
    ¿Que te parece?? ¿No tengo derecho a enfadarme,?? No tengo derecho ni siquiera a ponerme nerviosa??? Me encuentro una pared cada vez que intento hablar con la porfesora, ni siquiera me dejo hablar cundo fui a comunicarle las nuevas alergias…Esoy cansada y frustrada y sintiendo que no estoy haciendo algo bien , proque considero que no es tan complicado.
    Siento el rollo que te acabo de soltar. Pero quiero que sepas que no estais solos y que comprendo tu ansiendad, porque es la misma que siento yo

    • ¡¡¡¡ Como os comprendo!!!! Solo deciros que despues de 9 años de escolarizacion de mi hija y muchas buenas y malas experiencias mi opinion es que hace falta mucha mas formacion en las escuelas, a los maestros y demas personal de los colegios. La ignorancia es muy osada, y en el caso de las alergias alimentarias un niño no es igual a otro, la mayoria de las veces los profesores ya han oido hablar de alergia, pero no en los término de posible anafilaxia en los que algunos de nosostros nos planteamos una posible reacción. Habrá que seguir luchando por una mayor concienciación y mas formación para los docentes y para el resto de la sociedad, restaurantes, hoteles,empresas alimentarias. Pero no olvidemos que tambien hay grandes profesionales en educacion deseando recibir una buena formacion en este tema.
      Por supuesto que no estas haciendo nada mal.Como no entender tu frustración. Pero esto es una carrera larga en la que cuanto mas tranquila estes mejor podras transmitir tus preocupaciones. Mucho animo, y mucha confianza en tu hijo, seguro que él enseguida será capaz de ser quien mejor cuide de si mismo. Te tiene a ti para enseñarlo!!!!!!

    • Bueno, leyendo esto y la incompetencia de los maestros (estudio biología y mi ilusión es ser profesora y no me creo ni más ni menos que un maestro de colegio pero viendo el nivel de estudio y los “personajes” que entran a la carrera…) Tu no pierdas la calma, ya le has comunicado las alergias del niño, informate de las leyes que te amparan, si no responde por las buenas responderá por las malas, no son ningunas niñas como para hablar y pedirse disculpas, mantente en tu sitio y cada vez que te hable mal mantén la compostura y habla correctamente y si no atiende a razones ve con el director y explicale lo que hay, si no atiende pues denuncia. No puede ser que tu hijo se vea expuesto a la estupidez humana así tan gratuitamente.

  4. Por cierto a mi hijo se le hincho la boca y se le empezó a cerrar la garganta, por dos gusanitos que se comio. Lo que quiero decir es que tiene un grado de alergia a la leche considerable.

  5. Hola Alicia y Raquel. No sabéis cómo os entiendo. Mi hija tiene 9 años y desde la cuarentena ha estado dando tumbos por hospitales para que al final, cuando estaba casi a punto de matarla, le diagnosticaron alergia a la leche,… Las limitaciones sociales que me ido encontrando me han hecho flaquear muchas veces y sentirme mal por quizás ser demasiado histérica, según marcaban los demás cuando me veían, leer etiquetado, llamar a las casa para confirmar los ingredientes, pedir explicaciones sobre la forma en la que elaboran la comida para mi hija y tener que convencer a los colegios donde ha estado para que prevengan reacciones y acepten custodiar la adrenalina…. gracias a que me uní a una asociación de pacientes, empecé a no sentirme sola , empecé a ver nuevas posibilidades de acción y cómo incluso poder ayudar a otras personas con los mismos problemas que yo.” El no estar sola…..me ayudó física y psicológicamente a vivir”…. Creo que eso ha hecho que siga adelante y que mi hija se esté criando con salud y como cualquier otro niño de su edad.
    A mí las cosas no me estan yendo muy bien, porque mi hija ahora va desarrollando otras alergias , como a frutos secos…pero ya con lo aprendido, será mucho más fácil asimilar que no dejaremos la alergia tan rápido como esperaba. ¡¡¡ ánimo y paciencia!!! no estais solas, hay mucha gente luchando en vuestro mismo sentido. En andalucía contamos con los médicos del equipo de orientación educativa que quizás os puedan echar una mano a hacer entender en vuestro centro qué alergia alimentaria y su importancia. No se si lo sabíais..

  6. Hola Raquel, no pudiste ser más acertada. El grado de desconocimiento sobre las alergias alimentarias y la apatía que surge frente al tema, hace más difícil proteger a nuestros hijos de todos los peligros con los que tienen que convivir a tan corta edad. Es una lucha constante para hacer entender que es una cuestión de vida o muerte, una lucha que no fue escogida sino impuesta y que debemos sobrellevar. Gracias por escribir tu historia, ya que en algunos momentos pareciera que no hay nadie más que pase por lo mismo. Será que hay alguna organización con la cual se pueda trabajar para difundir este mensaje?

  7. Veo que los comentarios son de 2013 y yo ahora escribo 2 años después. Espero que sus casos se hayan rencaminado bien. Mi niño de 6 años es alérgico (leche) desde el primer año. No voy a contar mis anécdotas porque las de ustedes lo reflejan perfectamente. Aunque podría contar más y más claro (supongo que como ustedes mismas).

    Es extremadamente frustrante toparse tan de bruces con la más absoluta falta de solidaridad y empatía que pueden llegar a presentar algunas personas. Y uno traga saliva y vuelta a explicar. En fin… ¡Qué les voy a contar que no sepan!

    Sólo decirles que nos asisten derechos. Entere los derechos del niño está el ser educado ‘entre iguales’. Todas las actividades del colegio deben ser adaptadas para evitar la exclusión de cualquier alumno, sea cual sea la causa. No suministrar adrenalina en caso de anafilaxia es un delito. Al antihistamínico podrían negarse (hasta cierto punto) pero no suministrar la adrenalina en caso de urgencia es no cumplir con la obligación de socorro.

    Yo escribo desde Canarias. Las Comunidades Autónomas se están empezando a poner las pilas y comienzan a redactar protocolos. Busquen en sus Consejerías de Educación correspondientes a ver qué encuentran.

    Es increíble ver cómo a la gente le cuesta entenderlo. Yo suelo poner de ejemplo que si tuviéramos un niño minusválido en clase, nos tocaría estar todo el ciclo en la planta baja aunque con ello perdiéramos las vistas. Y si hubiera uno con deficiencias visuales, igual no podíamos usar la pizarra electrónica. Etcétera. Porque el DERECHO A LA EDUCACIÓN del niño está muy, pero que muy por delante del derecho a celebrar una fiesta, por ejemplo (a las que, dicho sea de paso, casi ningún padre de niño alérgico nos negamos; normalmente sólo pedimos solidaridad para adaptar productos etc, porque, al menos en nuestro caso, una de nuestras preocupaciones es la integración del niño)

    Siento yo también este texto tan largo. Pero es que uno empieza y se le van los dedos!

    Una última nota. Una ruptura de lanza por todos esos profesionales de la educación y padres de compañeros que actúan ejemplarmente (como la dirección de nuestro cole). Probablemente son la mayoría. Pero son casos muy graves y la insolidaridad de uno sólo puede ser muy cara.
    Un abrazo!

  8. Por desgracia te comprendo perfectamente. Mi hijo es APLV y ayer viernes de Dolores les han regalado en la guardería huevos de chocolate con leche. Según la guardería q además es colegio privado, Liceo Erasmus de Almería, mi hijo no ha ingerido ni entrado en contacto con ningún alimento q contenga PLV pero mi hijo tenía en contacto con su piel dos mini huevos de pascua chafados por dentro de la camiseta interior, no se veían por fuera ni se apreciaban manchas en el uniforme. Me di cuenta pq mi hijo dormia su siesta muy intranquilo, sin dejar de moverse, note q algo le pasaba y al cogerlo en brazos estaba empapado en sudor de cabeza a los pies. Al meter las manos por debajo de su camiseta he tocado el chocolate derretido sobre la piel de mi hijo. Rápidamente lo he desnudado, lavado y aplicado sus cremas. Su espalda, cuello, nuca y pecho estaban con un brote de dermatitis como nunca y llena de abones, los ganglios del cuello inflamados. Hemos conducido rápidamente hasta urgencias y allí le han dado estilsona y polaramine y tenemos q mantener el tratamiento 48h más y tenerlo observado. Lo peor del colegio es q si según ellos mi hijo no ha tenido contacto con PLV es q no tienen ni la más remota idea de cuando y como ha sido. Negligencia total, de hecho lo he tenido que quitar del comedor porque aunque se supone que su dieta era adecuada a sus necesidades, cada vez q mi hijo comía allí tenía gastroenteritis, reflujo gastroesofagico, molestias intestinales se despertaba continuamente llorando, teniamos q medicarlo con ranitidina mañana, medio día, noche y de madrugada, vomitos continuos y llegó el punto q perdió 2,5kg de peso y enfermaba continuamente y de todo. De hecho en Septiembre fue 15 dias a clase, en octubre 11, en noviembre 8 y en diciembre 3, y por supuesto no seguidos, porque el resto del tiempo estaba malo.En el colegio me devian q de la comida no era, q todos los.niños se ponían malitos aunque me reconocieron q mi hijo eta el q más faltaba. La pediatra me dijo q estaba haciendo una exofajitis, q lo retirara del comedor. El cambio de mi hijo fue espectacular, recupero peso, dejo de vomitar, en un mes solo le quedaba la ranitidina de la mañana y al mes siguiente se la retiramos por completo, duerme las noches al tirón y sin llorar y no ha vuelto a faltar ni un solo día a clase porque está más sano q una manzana. Solo un día q comió en el comedor tuvo descomposición de cuerpo. Según ellos casualidad. ¿Es q no se dan cuenta q la salud no es un juego? Cuanta irresponsabilidad y lo peor es que esto no se ve y se piensan que somos madres histéricas.

  9. Mi hijo tuvo una reacción alergica grave con la nuez detectandose alergia a los frutos secos, ahora empieza el colegio y estamos tratando de que no lleven comida que no pueda comer él al cole hay miles de alternativas como tu dices y lo que si hemos notado es una falta enorme de información respecto a ello por lo que nosotros no estamos tranquilos, creo que debemos adiestrar a los maestros y personal que trabaja con niños para que sepan reconocer síntomas y saber actuar en caso de reacción alérgica. No se hasta que punto se puede hacer responsable un colegio, nos puedes informar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s